comments

Beneficios de las Saunas

Los baños de vapor conocidos como saunas se han vuelto muy populares en los últimos tiempos. Los numerosos beneficios de los saunas hacen de estos baños de vapor y sudor muy famosos. Hoy en día estos baños son accesibles a casi todas las personas que los deseen.

Existen dos tipos de saunas:

Sauna húmedo o baño turco: La temperatura no supera los 70ºC y la humedad relativa es muy alta.

Sauna seco o sauna finlandesa: La temperatura se encuentra entre los 80 ºC y los 90ºC y cuentan con humedad muy baja, no superior al 20%. Este es el sauna al que hacen referencia las personas cuando hablan de sauna.

 

Beneficios de un baño en sauna

SAUNA photo

El sauna expulsa las toxinas del organismo al estimular la sudoración rápida y abundante. La circulación es estimulada con las altas temperaturas. Las sesiones de sauna siempre cuentan con períodos de enfriamiento con el fin de mejorar los efectos de la sudoración.

El baño con sauna logra una limpieza profunda de la piel. El calor abre los poros y elimina sebo y otro tipo de suciedad incrustada en ellos. Este tipo de baño elimina muchísima más suciedad que un baño con agua y jabón. Cuando tomamos un baño en sauna debemos estar relajados, esto por si solo disminuye los niveles de estrés y ansiedad.

En la fase de calentamiento nuestra temperatura corporal se eleva hasta alcanzar los 40ºC, en esta fase obtenemos:

  • Relajación física y mental.
  • Limpieza de la piel.
  • Regulación de la presión arterial debido a la vasodilatación y al aumento de la circulación sanguínea.
  • Se limpian y liberan las vías respiratorias.
  • Personas que sufren de dolor crónico ven aliviados sus sintomas con la aplicación de calor.
  • El sistema respiratorio también se ve beneficiado en la fase de enfriamiento, aumenta la saturación de oxígeno en la sangre.
  • Se contraen los vasos sanguíneos y se normaliza la temperatura corporal.
  • En esta fase se estimula la mente y aumenta nuestra capacidad de concentración y de reacción.
  • Los saunas están indicados para:
  • Combatir el estrés y las preocupaciones, una sesión de sauna estimula la liberación de endorfinas.
  • Dolores reumáticos leves y moderados.
  • Desintoxicar el organismo.
  • Fortalecer el cuerpo.
  • Mejorar la circulación de la sangre.
  • Acelerar la recuperación tras sufrir una lesión.
  • Combatir el insomnio.(Se debe tomar tres horas antes de ir a dormir)
  • Mejorar el tono muscular y la eficiencia en el deporte
  • Al incrementar el umbral de tolerancia al calor el cuerpo resiste de mejor forma la fatiga.
  • En caso de asma y bronquitis.
  • Mejorar la menopausia.

Para mantener el peso o bajar de peso

El peso que bajamos en un sauna se compensa a las 3 horas porque es el líquido que hemos perdido sudando, sin embargo una sesión de sauna ayuda a quemar 500 calorías que, junto a una alimentación balanceada nos ayudará a mantener nuestro peso ideal.

Mejorar la salud del cabello

El cabello recibe un baño de grasa natural de nuestras glándulas sebacear, hidratándolo y brindándole brillo y volumen.

Para lucir jóvenes

Un baño de sauna limpia la piel y fomenta el crecimiento de nuevas células eliminando células muertas y viejas.

Características de baño turco

Este tipo de baño es terapeútico e higiénico, consta de varias salas a diferentes temperaturas y humedad. Generalmente se inicia en una sala a 25ºC, luego una sala a 40ºC y por último una sala a 60 o más grados centígrados y una humedad cercana al 100%. En estos baños tenemos calor seco y húmedo, sesiones de frío masajes. Este sauna es el que menos impactos físicos tiene y es el más indicado para personas débiles o que no puedan soportar un sauna finlandés.

Disminuye los niveles de azucar en la sangre reduciendo la posibilidad de presentar resistencia a la insulina.

Características del sauna seco

Esta práctica es originaria de Finlandia, donde existen casi dos millones de saunas para 5,2 millones de habitantes. La temperatura alcanza los 100ºC y se toman en total estado de desnudez. Los saunas están revestidos de madera y se calientan las cabinas mediante electricidad o leña.

Los elementos que conforman un sauna son la cabina y la estufa. La cabina es un cubículo de madera donde se encuentran ubicados varios bancos a diferentes alturas. En el centro se ubica la estufa rodeada de piedras que se organizan en forma de cúpula sobre la fuente de calor.

Existe otra cabina donde se encuentran bañeras con agua fresca para enfriar el cuerpo.

Cómo tomar una sauna seca?

La duración de un tratamiento con sauna dura es de una hora a hora y media, en pocas ocasiones tardaremos 40 minutos en la cabina.

SAUNA photo

Primero debemos ducharnos con agua caliente y jabón. Hay quienes entran con la piel húmeda al sauna, eso no esta recomendando por lo expertos ya que afirman que la piel se ve obstruida por el agua y se altera el proceso de sudoración. Lo mejor es entrar con la piel seca. No debemos tomar un sauna inmediatamente después de comer ni luego de hacer ejercicio.

Debemos sentarnos o tumbarnos sobre una tolla. Al entrar a la cabina debemos evitar los bancos más bajos, debemos primero tumbarnos en los bancos superiores para ir calentando y habituando el cuerpo a la temperatura.

La mejor postura para tomar un sauna es hacerlo acostados, de esa forma lograremos que nuestro cuerpo se caliente a la misma temperatura.

Debes permanecer entre 10 y 15 minutos.

En la fase de enfriamiento debes enfriar primero tus pies y luego tu cuerpo mediante inmersión en agua fresca. Las personas delicadas, de la tercera edad o que lo prefieran, pueden enfriarse con el viento o medio ambiente. Caliente sus pies en baños tibios para pies antes de entrar al sauna.

Luego debemos ingresar de nuevo a la cabina y permanecer por 15 minutos.

Repetimos el proceso de enfriamiento.

Volvemos al sauna por tercera y última vez.

Debemos refrescarnos y esperar a que nuestro cuerpo deje de sudar para vestirnos y tomar algo fresco (no frío)

Contraindicaciones:

Personas con hipertensión, hipotensión, enfermedades circulatorias, hipertiroidismo, glaucoma, tumores, fiebres, hongos, varices y problemas de oxigenación cerebral no deben tomar saunas.

Mujeres embarazadas en el primer trimestre tampoco deben tomarlos.

Personas con hipertensión medicada y el periodo menstrual (por la baja tensión) deben tomar precauciones a la hora de tomar baños de sauna.

Los beneficios de los saunas son muy atrayentes, antes de visitar uno ten en cuenta lo mencionado en este artículo, muchos establecimientos no cuentan con zonas de enfriamiento dando mayor valor a las cabinas y al calor. Evalúa muy bien los establecimientos y decide que tipo de sauna es el mejor para ti.